Frases para cuando una relación termina

Una ruptura amorosa puede ser verdaderamente algo muy difícil de superar y de llevar para una persona.
Por eso, es importante contar con palabras que nos sirvan de aliento y de herramienta para poder salir
adelante de esta situación.
Te vamos a contar ahora sobre las mejores frases para superar o comprender un rompimiento amoroso.
Frases para cuando una relación se acaba
Terminar una relación no significa estar fracasando. Fracasar sería seguir en una relación que no es sana y
que no evoluciona.

¿Cuántas veces pensaste que no ibas a poder vivir sin esa persona? Bueno, mirate ahora: estás viviendo.

Yo te quise y te dí todo lo mejor. Vos me quisiste, y todo lo que me diste yo hoy lo honro. Asumo mi
parte de la culpa por lo que haya salido mal y te dejo tu parte de ella. Ahora, te agradezco por ambas, pero
es momento de dejarnos en paz.

Si algo no te sirve, si no te hace crecer, si no te hace ser feliz y no te hace sentirte bien con vos mismo,
querete y respetate lo suficiente como para salir de ahí.

Cuando algo llega a su final, hay un proceso que tenemos que seguir: perdonar, olvidar y seguir adelante.

Todos pasamos por un momento en nuestra vida en el que tenemos que decidir si vale la pena cambiar de
página, o si es momento de cerrar el libro y emprender uno nuevo. La decisión depende de nosotros.

A veces las cosas salen bien. Otras veces, es necesario aprovecharlas para aprender.

Conocer el valor que uno mismo tiene es la mejor manera de conocer qué es lo que uno en el amor
merece.

Como no todo es lo que parece, a veces las personas no son lo que nosotros creíamos que serían. Por eso,
es momento de superar y seguir adelante.

Si fuiste capaz de darlo todo por esa persona a la que quisiste tanto, es momento de que lo des todo por
hacer feliz a la persona más importante de tu vida: vos.

Si supiste ser feliz con tu propia esencia antes de conocer a esa otra persona, podés tener la certeza de que
lo vas a poder ser incluso después de su marcha.

No mires atrás con arrepentimiento, ni te culpes por lo que haya podido salir mal. Utilizá la experiencia
para aprender y mirá hacia adelante con esperanza.

Si te hizo sentir menos, si te lastimó, si no te sentías como merecías sentirte, ¡no llores! Sólo sonreí y usá

eso para darte cuenta de qué querés en tú vida y qué no; quién te merece y quién no.

A veces tenemos que entender que si algo se desmorona, es porque debajo está por surgir algo mucho
mejor.

Algunas veces nos toca perder en el juego que es el amor. Pero así como a veces perdemos, otras veces
nos tocará ganar; el tiempo pasa y nos seguirá regalando la oportunidad de amar.

Muchas cosas que se cortan, crecen luego más fuertes. Por eso, incluso un corazón roto puede volver a
renacer de las cenizas, mucho más fuerte que antes.

Todo mal momento que estemos atravesando tiene que ser visto como un camino. Se trata de seguir
caminando, ya que lo malo es el momento, no nosotros.

No cargues con vos los ladrillos de una relación que no funcionó, si querés evitar en el futuro crear el
mismo estilo de casa.

En los cuentos hay finales felices y en la vida, a veces, hay finales que son necesarios. Necesarios para
crecer.

No odies. El odio es algo con lo que cargaremos nosotros mismos si lo mantenemos. Perdoná, recordá los
buenos momentos y seguí adelante.

También te puede interesar leer frases de superación personal o frases de motivación.


De la misma manera en que a veces lloro, también aprendí a sonreír. De la misma manera en que a veces
caigo, también sé levantarme. De la misma manera en que a veces amo, también sé cómo olvidar.

Necesitamos superar el pasado para dejar el camino libre a que algo bueno pueda llegar a nuestra vida.

No tengas miedo y no te preocupes: lo vas a lograr.

Hablar todo el tiempo de algo que nos hizo daño es la mejor manera de permitir que lo siga haciendo.
¡Olvidemos ese hábito! Hablemos de las cosas que merecen la pena, de aquellas que son capaces de
hacernos sonreír.

Así como el amor debe ser de los dos, la capacidad de olvido también.

Va a llegar un día en el que vas a conocer a alguien que te hará entender que si lo anterior no funcionó, es
porque había algo mejor esperando.

No importa cuál sea el tamaño que tengas las heridas, no hay ningún corazón que no pueda ser reparado.

Incluso la noche más oscura llega a su fin, habiendo luego un día de Sol listo para iluminarnos.


Las cosas que realmente valen la pena no se alejan, si se fue, es porque no tenía que estar.

Si hubo alguien que pudo hacerte llorar, podés tener la seguridad de que habrá alguien que podrá hacerte
reír: sos vos, ¡encontrate!

No podemos volver atrás y cambiar lo que estuvo mal. Pero siempre podemos dibujar un nuevo camino;
el futuro es una hoja en blanco.

A veces necesitamos de malos finales para dar con buenos comienzos.

Si no nos enamoráramos alguna vez de la persona equivocada, ¿cómo sabríamos luego cuál es la persona
correcta?

A veces es preferible sufrir por un tiempo la pérdida, antes que someternos a nosotros mismos a una
incertidumbre que, a la larga, nos lastimará mucho más.

No pierdas más tiempo llorando por aquello que perdiste. Tenés que ser fuerte y tener muchas sonrisas
preparadas para aquello que vendrá.

Si existe un camino al amor, existirá también un camino al olvido, capaz de prepararnos para otro amor.

La felicidad debe depender únicamente de la persona que estará siempre a nuestro lado, dispuesta para
hacernos sonreír cada vez: nosotros mismos.

Comentarios de Facebook