Las mejores frases para pedir matrimonio

Cuando estás compartiendo la vida con un ser especial que te hace ser inmensamente feliz, el momento de pedir matrimonio tiene que ser casi tan especial como quién querés que te acompañe en este camino de vida y amor. Por eso, te vamos a recomendar ahora, algunas hermosas frases que son perfectas para pedir matrimonio y ofrecer un trayecto de compañerismo y cariño.

Recordá que también te pueden servir estas frases de amor o estos poemas de amor




Frases para pedir matrimonio

No sé cómo, ni desde cuándo, ni de qué lugar proviene tanto amor. Pero sé que te amo. Te amo sin problemas y sin orgullo. Te quiero de una forma que no conocí antes. Por esto, quiero pedirte que te cases conmigo, para que podamos compartir una vida juntos en unión.

Fue desde la primera vez que te vi que tuve la certeza de que eras la persona indicada para acompañarme en esta vida. Es por esto que quiero que vayamos juntos al altar, para así juramentar, frente a nuestras familias y nuestros amigos, que voy a estar al lado tuyo para toda la eternidad.

Desde que te conocí supe que eras una persona realmente especial. Ahora ya no sólo te conozco, sino que te amo de una manera tal que no imagino una vida sin vos. ¿Te gustaría casarte conmigo y que compartamos una maravillosa vida juntos?






Siempre escuché decir que el amor no conoce de barreras. Con vos supe que es cierto. El amor salta vallas, obstáculos de todo tipo y atraviesa todas las paredes para llegar a un destino lleno de esperanza. Ahora sé que mi destino está al lado tuyo. ¿Te casarías conmigo?

No tengo duda alguna de que sos la persona con la que quiero formar una familia. Es por esto que quiero pedirte que te cases conmigo. ¿Me harías la persona más feliz de este mundo?

No es fácil encontrar a alguien como vos. Y ahora que te encontré, parece mentira que realmente puedas existir. Para mí, no hay nadie como vos y no te cambiaría por nada ni nadie. Es por esto que te elegí para que seas a quien pueda llamar por el resto de mi vida como “mi esposa”. ¿Aceptarías tomar ese título?

Sé que son muchas las maneras en las que se puede ser verdaderamente feliz en esta vida. Sin embargo, no encontré todavía una que sea tan permanente y tan satisfactoria como la que siento cuando vos estás a mi lado. ¿Te querés casar conmigo?






Aunque antes lo creía, ya no le creo a las personas que se atreven a sostener que no existe alguien perfecto en este mundo. No sólo considero que sos la persona perfecta, sino que no creo que exista en este mundo algo o alguien más maravilloso. Estar dentro de tu corazón es uno de los regalos más grandes que la vida podría ofrecerme jamás. Por eso, quiero casarme con vos.

Conocerte fue una de las oportunidades de felicidad más grandes que la vida haya podido darme. Amarte fue tan sólo una consecuencia inevitable de eso. Quiero compartir toda mi vida con vos, por lo que no me queda nada más que preguntarte si querés ser mi esposo.

Sos vos la persona que sabe curar todas mis tristezas, la que sabe sacar lo mejor de mí. Por eso, quiero que este hermoso y único mundo que hemos sabido crear los dos juntos se consolide en la unión de matrimonio. ¿Querés casarte conmigo?

Mis días se iluminan cuando vos llegás y éste se convierte en el momento más feliz de todos. Es el instante en el que vos cruzás la puerta que puedo realmente sentir paz y armonía. Sos vos quien me ofrece la seguridad que necesito para afrontar todas las adversidades y mantenerme en pie para afrontar los días de la vida y seguir adelante con mis sueños. ¿Te casarías conmigo?

Quiero que pasemos nuestra vida juntos, que podamos consolarnos en los malos momentos, que celebremos los buenos, que nos amemos con sinceridad y que construyamos una hermosa familia de la que podamos enorgullecernos cuando seamos viejos. ¿Querés casarte conmigo?






Me di cuenta de que mis días empiezan con otra luz cuando, cada mañana, comienzo el día observando tu bella sonrisa. Además, he notado que las horas del día pasan conmigo deseando más que nada en este mundo llegar a casa para besarte. Y sé que ésto es lo que quiero hacer por el resto de mi vida.

La alegría que me invade cuando tengo la suerte de poder probar tus labios o cuando tus brazos rodean mi cuerpo en signo de amor, es indescriptible e incomparable. No sólo sos la mujer más hermosa de todo el universo, sino que, además, creo que sos la magia en persona. Realmente me harías sentir como el hombre más afortunado del mundo si aceptaras ser mi amada esposa, regalándonos hermosos y perfectos momentos.

Quiero que pasemos el resto de nuestras vidas conociéndonos mutuamente, conociendo cada gesto y marca de nuestros rostros, cada fragmento de nuestros cuerpos, cada sentimiento de nuestro corazón y cada reflejo de nuestra alma. Quiero que podamos leernos como a un libro, pero sin perder nunca el misterio que siempre noté que te caracteriza. Amo descubrirte y amo sorprenderme de vos cada día. ¿Te querés casar conmigo?

La vida siempre me ha parecido un poco rara, pero nunca más rara que cuando me brindó la oportunidad de conocer a un ser tan maravilloso como vos, con el que mis rarezas son capaces de complementarse. Amor verdadero y satisfacción es lo que aprendí a sentir a tu lado. Por esto, ¿querés casarte conmigo?

Somos una pareja que ha sabido superar las peores adversidades que la vida tiene para proponer. Cada problemática que ha afectado a nuestra relación fue superada como consecuencia de un amor indestructible. Estoy totalmente convencida de que sos el hombre de mis sueños y el único con el que quisiera pasar el resto de mi vida. ¿Querés ser mi esposo?

Frases de matrimonio y casamiento

Comentarios de Facebook